lunes, 22 de junio de 2009

Emancipación


El título de mi blog decía: Luisfer después de cotorros.org. Esa página parece no regresar pero yo aquí sigo. Por lo que ya no estoy después de nada. Solo conservo las raíces, me quité el apellido. Y estoy dispuesto a seguirle con el Club de los cotorros porque eso es lo que somos y lo que hacemos. Pero ahora este es el espacio para mis cotorreos. 

Hace poco decidí cambiar la apariencia y eso llevó a más cambios. Yo sé que en estas épocas donde todo se lee por rss es muy poco importante el diseño del blog. De todos modos vale la pena darle un aire fresco al lugar donde escribes. Y por si hay gente que se mete a la página, pues qué mejor, tal vez sea hasta más cómodo. Y hablando de comodidad dejé la letra de los posts en negro porque es como mejor se lee en el reader, si alguien usa en su blog letras azul bajito o verde pistache (por lo general con fondos negros) les sugiero que las cambie por el bien de nuestras retinas.  

Hice varios cambios. Primero modifiqué por completo el blogroll (los blogs que leo) porque muchos de los blogs ya estaban desaparecidos (sorry Fiti, Nati, entre otros); pero cuando vuelvan a la actividad seguro los reintegraré. Algo raro: aunque cotorros.net está más muerto que LadyDi no lo pude borrar. Ahí empezó esto y –tenemos fe– que seguirá hasta que lo revivamos. Ahora casi casi importé mi lista del reader y pongo unos de quién sabe quién sean pero que son buenos. Bajo la pestaña de Blogs que valen la pena hay una soberana revoltura de webcomics, blogs que son de “querido blog…”, blogs de altísima calidad, blogs chistosos, etc. Creo que eso es lo chido de la blogósfera: caer en quién sabe dónde y juzgar si te gusta o no. Este es mi filtro.  

Para no postear cosas ajenas puse la pestaña de Cotorreos de otros. Post que me parecieron interesantes y que recomiendo. Nuevamente de la enorme cantidad de información este es otro de mis filtros.

Por último decidí que así como a mí me irrita de sobremanera la publicidad en el radio, tal vez habrá a quien le cague ver adSense en cada página de los blogueros ingenuos como yo… Eso y la verdadera razón: en un año y cacho que llevaba con el méndigo letrerito había generado la cantidad de $0.00, así que, si no he generado nada en un año, qué me hace pensar que ahora sí voy a ganar dinero por escribir esta sarta de babosadas.

También traté de usar Wordpress pero no funcionaban bien las plantillas ni el parrafeado–cosa que sí logré corregir en blogger– Por lo que mi blog de wordpress también está destinado a desparecer. Lo mantendré activo por si acaso, pero publicaré principlamente en este.

Por último me queda claro por qué cotorros.org parece que no revivirá con tantas herramientas para socializar. Pero aunque se publiquen fotos y tuits en otros sitios no se ha sustituido el blogueo. Por lo que aquí seguiré, hasta que me gane el aburrimiento y lo deje.

2 comentarios:

Miss Dee® dijo...

ayyy ahi esta mi chaparrito adorado!!

como extraño el club de los cotorros;por el conoci a Josean y durante un tiempo me diverti con sus posts, ojalá volviera!

Luisfer dijo...

Ni modo él tomó su decisión (jajaja como doña despechada) pero el club no ha muerto, ahi seguimos. Solo que ese pedazo de bloguero desistió, a escribir no al club, obvio.