martes, 16 de junio de 2009

Deliver us from stupidity, Amen

He tenido una rachita de perder cosas, de poco o mucho valor, pero cosas que dan coraje ¿alguien sabe algún remedio contra la estupidez?

 

Cosas que he perdido/olvidado/me han robado últimamente, están en orden cronológico. 

1. Lentes.

2. Libro, El señor de los anillos. (junto con los lentes en el camión).

3. Power, Kenzo. (Desapareció de mi lavabo, dudo haberla perdido)

4. Traje de baño.

5. Traje de baño (no es un error, lo perdí dos veces. Luego apareció, pero la frustración nadie me la quita).

6. Celular.

7. Llanta de refacción (hazme el favor, el espacio está dentro de la cajuela y el único taller que conoce es la agencia... o pudo haber sido un valet).

8. Libro, Bourne Supremacy. (nuevamente en el camión).

9. Un pantalón. (Ok, ok, no lo perdí —aunque estoy seguro que esa historia haría un mejor post— pero le eché un buen chorro de cloro encima y quedó inservible así que entra en la lista. Para colmo me quité el pantalón rápido para remojarlo, no sin checar “exhaustivamente” que no se quedara nada en las bolsas. Obvio tenía que pasar algo, mi cartera se quedó adentro, empapada). 

 

Podría poner también a la dignidad, pero como esa la perdí hace siglos ya no cabe en la lista. Lástima que estas cosas, como la virginidad, nunca vuelven a aparecer. Aunque hay veces que no estoy tan seguro de eso —estoy hablando del traje de baño, por supuesto—. 

2 comentarios:

mercedes dijo...

Cuando algo pierde algo es porque se libera de cosas que venían sobrando en la vida, mejor haz una reflexión sobre que está sobrando en tí. Como sea es positivo, no te apures, al contrario es muy buena señal!

Luisfer dijo...

ja! tendré que hacerte caso (bueno definitivamente no voy a hacer la reflexión) y no me preocuparé porque porbablemente eran cosas que sí me sobraban. Además el libro que se me perdió -y lo que más me había dolido perder- ¡ya apareció!
Saludos!!