viernes, 17 de abril de 2009

Dragon Ball, evolución







Si eres un fan de la historia: sí, la película sí te destroza tu infancia. Las peleas están bien mal hechas, los personajes horribles (excepto las chicas que están bien guapas, con eso que CASI no me gustan las orientales), y además tratan de echarse la historia demasiado rápido. Digo, no se pueden resumir 30 años de capítulos en hora y media, deberían haberse enfocado más.

Honestamente esperaba peleas tipo DRAGON BALL es decir, del estilo de las de El tigre y el dragón o las de La casa de los cuchillos voladores, no estas porquerías agringadas. Me decepcionó que Gokú tiene problemas de adolescente totalmente tipo Smallville y Superman. Quisieron –sin éxito- occidentalizar un manga, mala decisión.

Creo que ya terminé de acabarme la peli, pero recomiendo la de Duplicidad (sí, sí he tenido mucho tiempo de soledad) y quiero ver la de Amar a morir, cuando la vea te cuento...

-Spoiler warning-

¿Quién demonios trata de revivir a alguien con un Kame-kame-¡ha!? ¿Qué les pasó a los frijoles mágicos de Kamisama?

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye, a mi lo que me saca de onda es que la hayas visto! jejeje... pero en fin... mejor hubieran hecho la peli de caricatura como acostumbran...
elisa

Luisfer dijo...

jajaj es de esas películas que no te puedes perder jajaja