miércoles, 13 de julio de 2011

Reto tuputamadre de 30 días, día 3. Prietos, chaparros y pobres

Recientemente después de presumirles a mis camaradas mi próxima participación en un concierto más, uno de ellos se preguntaba por qué en México no vienen ese tipo de conciertos. Cómo respuesta propuso quesque porque los mexicanos somos “prietos, chaparros y pobres” (No quiero poner el nombre de quien lo dijo por “proteger” su privacidad y porque para el alcance de este post tiene muy poca relevancia); frase que puso a ésta, tu humilde maquinita de 15 Watts a trabajar.

Yo conozco muy de cerca al autor de la frase y sé que su comentario fue en totalidad con fines lúdicos y con el afán de hacer reír, él no es racista. Pero no le quita que los mexicanos—en general—tenemos implantado un cierto auto-racismo, es decir un prejuicio hacia lo propio, lo mexicano. Este tema da mucha tela de post por donde cortar, dejo la puerta abierta para otros posts; entre otras razones porque ya casi llego a la mitad de mi longitud habitual (25 cm) y porque quiero que el tema de este post sea ¿por qué no vienen esos conciertos a México? Y no nuestro auto-racismo mejica.

En fin, regresando al tema de los conciertos, me pregunto si en realidad el hecho de ser prietos, chaparros y pobres haga que no se realicen esos conciertos en México. Si esas tres palabras se refieren a que somos unos salvajes y entonces en un festival como tal habría mucho desmadre, estoy en desacuerdo. Acabo de estar en uno en Alemania y te aseguro que esa gente alcoholizada, por más “civilizada” que parezca, se comportaba peor que animalitos. Puedo asegurar que bajo nuestro cielito lindo la cosa no se pondría peor.

Si la frase se refiere a que somos pobres entonces le puedo dar más crédito. Mover tanta infraestructura es costoso y aquí hay dos ventajas para el viejo continente: el poder adquisitivo del pueblo sí es—en efecto—mayor y la segunda es porque todo se tiene que hacer en esos tres meses llamados verano. Con esto las bandas aprovechan que pueden chambear solo durante tres meses y abarcar una gran cantidad de público.

Pero creo que el problema no radica tanto en que somos salvajes ni pobres porque estoy seguro que de hacerse un Coachella cerca del D.F. habría público suficiente, hay muchísima gente civilizada dispuesta a invertir su pesitos en la buena música. Creo que la razón es que la atmósfera para conciertos actual de México simplemente no es la adecuada. Por varias razones:

Lo prieto no es causa de nuestro clima tropical (en el que caen monzones en verano) pero lo tenemos. El verano es el tiempo en que la mayoría de las bandas quiere trabajar y es el periodo óptimo para presentarse ante la mayor parte de la población que disfruta de esta música, pero no es el tiempo idóneo en México. Nimodo la mayoría de los oyentes de la música que nos gusta están en lugares donde las cosas obligadamente se hacen en verano, y traer a México todo el tinglado en otra época—cuando no caigan nuestras destructivas tormentas—puede que sea demasiado caro.

Lo chaparros no nos hace corruptos, pero lo somos. Para los organizadores es dificilísimo calcular los gastos necesarios para las mordidas y demás “gastos variables”. Con tan alto riesgo no es de sorprender que ningún inversionista se quiera aventar el tirito para que al final le salga perdiendo a causa de unos cuantos vivos.

Lo pobre no nos dio un país tan violento (o por lo menos no en su totalidad) pero aún así lo tenemos. A mí me daría un miedo terrible juntar a 10,000+ personas y exponerlas a las granadas de un par de imbéciles. Y si yo fuera una banda (de música, obvio) no sé si estaría dispuesto a que la gente corra ese riesgo solo por oírme.

Ahí están mis razones, México no es prieto, chaparro y pobre sino tropical, corrupto y violento. Y el tema de nuestro auto-racismo puede esperar al post que sigue; que al cabo estoy haciendo el reto tuputamadre.

Foto ©Juan López. Tomada en el festival Southside en Neuhausen Ob Eck, Alemania. 17 de junio de 2011.

2 comentarios:

Anónimo dijo...

Oye fridi, pues aqui no hay festivales de lodo, pero esta un vive latino, nada malo, que dura 3 días, esta el corona capital, y otro festival en santa fe que no me acuerdo como se llama... si hay bastante actividad musical y son pocos los grupos que se han negado a venir por la inseguridad... acabamos de tener 3 conciertos de U2 con mas de 100,000 personas cada uno... y te garantizo que el ambiente es mejor aqui que en cualquier parte de Europa (no vamos a tener ebrios en el lodo, pero si un ambiente festivo total)

Luis López dijo...

ok tienes razón... pero en cuánto a las fechas según entiendo esos festivales NO son en verano, tons se salen de la temporada principal y la verdad no sé sí sea más difícil.
Tal vez exageré, no quise decir que no hubiera pero solo exponía razones de por qué hay menos, o por qué es más difícil hacerlos allá.
Y precisamente refrenda mi punto, claro que hay conciertos y claro que hay gente dispuestos a pagar por ellos. En cuanto al ambiente: de acuerdísimo. El ambiente no se compara, acá como que les cuesta trabajo o les da pena cantar y bailar son cebísimos. Solo que como dices no nos revolcamos en el lodo, gracias a Dios y a todos los santos.