lunes, 4 de abril de 2011

Ciudadanos pintan ciclovía

Son este tipo de cosas las que nos recuerdan por qué vale la pena nuestro México y el compromiso desde siempre para volver y mejorar al país. Te dejo este recorte aparecido en el NZZ (Nuevo Periódico Zuriqués) ayer Domingo 4 de abril de 2011, traducido en la mejor de mis capacidades. Aquí el PDF.

Además reiterarle las felicitaciones a todos aquellos que hicieron posible la ciclovía ciuadadana que ahora ya se están haciendo famosos hasta en este lado del mundo.


Ciudadanos pintan ciclovía
por Matthias Knecht
La clase media mexicana se organiza por medio de Twitter para cambiar a la sociedad y a la politica de transporte.

En México los ciudadanos hacen por iniciativa propia una ciclovía. No se trata solo de seguridad sino también para marcar un símbolo contra el autoritario gobierno.

9:40, la acción civil de protesta comienza con el acostumbrado retraso, pero bien descansados (“Tarde pero sin sueño”). Joy Nuño, 27, diseñador audiovisual, hoy es el líder de la obra en Guadalajara, la segunda ciudad más grande de México: “La calle tiene 9 metros de ancho, a la izquierda y a la derecha le pellizcamos 1.20m para las bicicletas, por una longitud de tres kilómetros” comenta.

El equipo formado por aprox. 30 individuos descargan el material para la construcción de la —como ellos le llaman— “ciclovía ciudadana”: enormes patrones en forma de bicicletas, baldes de pintura y signos viales hechos en casa. Al grupo pertenecen tanto estudiantes como trabajadores e independientes. Cada quien contribuyó tanto cuanto pudo exprimirle a su bolsillo, para cubrir el costo de los materiales de aprox. 600 Francos. Finalmente, entre todos montan el vehículo aventurero, que consiste de un compresor y una pistola rociadora montados en una bicicleta de carga. Así y a base del sudor de tres personas logran pintar una línea casi derecha sobre la calle.

Más muertos que en la guerra contra el narco
10:05, La herramienta de trabajo más importante la tiene Jesús Soto, 26 –una Blackberry—. El especialista en computadoras es hoy el jefe de comunicación. Él envía las primeras fotos por Twitter y Facebook. Reporteros locales y nacionales se apresuran “Esta acción es completamente ilegal” comenta Soto al micrófono “yo participo porque nuestras autoridades son incompetentes. Así les hacemos llegar nuestra crítica”. En las calles de México mueren anualmente 17 000 personas. Son más muertos que en la guerra contra el narco. Esta obra es construida principalmente para los pobres, quienes se mueven a pie o en bicicleta porque no tienen otra opción. Las ciudades de México están hechas para los autos, la ciudad de Guadalajara no es la excepción. “Nuestras ciudades son un espejo de la desigualdad de México” se queja Soto.

10:30, los activistas cuelgan el nuevo límite de velocidad. “30 km/h” yace ahora en enormes letras sobre los carriles. Felipe Madrigal, 36, quien de ocupación principal es paramédico*, hace las de Policía y dirige el tráfico para que sus amigos puedan pintar. En su tiempo libre cuelga bicicletas blancas en los postes de alumbrado público de Guadalajara, una por cada ciclista fallecido en las calles. Desde Agosto de 2009 Madrigal ha colgado ya 49 bicicletas blancas. “Bienvenidos al tercer mundo” dice el paramédico con cinismo. “Si tienes coche, eres alguien; si no, no cuentas”. La ciclovía será construida para los pobres. Aunque quienes la construyen pertenecen a la creciente clase consciente del sector educado de la población. Muchos de ellos han estudiado en el extranjero. En Canadá o en Europa han aprendido que la bicicleta no es solo para los pobres. Pero en México se ven enfrentados contra una política autoritaria que está orientada a las clases altas del país. La lucha por las ciclovías también es vista como una lucha por una mayor participación ciudadana. “El debate de la movilidad es solo el pretexto” alguien comenta “el tema es la democratización de México. Nuestras armas son Facebook y Twitter”.

11:10 En Twitter se dieron 60 reacciones. La mayoría llaman a construir ciclovías para sus casas. En Guadalajara será el tráfico de activistas pintadores cada vez más caótico. Pero al estado no se le deja ni parpadear. Tiene dos opciones: o soportar que la cámara grabe la violencia policial contra los activistas o aceptar la acción.

Aparición de las autoridades
12:10, Diego Monraz Secretario de Vialidad del Estado de Jalisco, hace su aparición con una bicicleta especialmente conseguida para esta ocasión. Él es responsable de la planeación de transporte en Guadalajara. Monraz se muestra como un político cooperativo y felicita este “extraordinario compromiso ciudadano”. El ministro promete legalizar la ciclovía, lo que hizo tres días después.

13:00 Los Tweets van por centenas. Desde todo México felicitan por el triunfo político. Ciudadanos de tres ciudades solicitan ayuda técnica, también ellos quieren construir su ciclovía ciudadana. El estratega de esta acción argumenta: “Podemos gobernar juntos. Los políticos lo tienen cada vez más difícil para ignorarnos”.

Aún así el sabor del triunfo duró poco. Al siguiente día perdió la vida un ciclista más. Un autobús atropelló a un hombre de 32 años al dar la vuelta. Por Facebook llamó Madrigal a sus amigos para ir a colgar la siguiente bicicleta blanca. Es la quincuagésima.

*N del T: Sanitäter puede ser también traducido como camillero o chofer de ambulancia. Si alguien sabe a qué se dedica Madrigal, avíseme para corregirlo.

***
Erratas. Basado en los comentarios he descubierto que Felipe Madrigal es paramédico aéreo. Dejo la traducción como está porque en el original no se menciona el medio de transporte. Sin embargo, gracias al autor por hacer notar que la traducción de las citas, del original español al alemán y la retraducción al español cambia un poco el estilo, la maldición de las traducciones (por cierto dato curioso: Los Piratas del Caribe se llama en alemán La Maldición del Caribe; espero no haberla cajeteado tanto).

Asimismo me disculpo porque en la entrada original no escribí el nombre del autor, ya lo corregí. También vale la pena mencionar que este es el link al sitio del autor, Matthias Knecht, donde encontrarás una versión mejor escaneada del NZZ (con todo y la muchachona que vende relojes... sí, sí, es un periódico suizo) y el link al Financial Times de Alemania. Me sorprende cómo cambia la redacción de Matthias, es la misma información, pero en alemán no en alemán suizo. Gefällt mir.

6 comentarios:

issieparis dijo...

Qué padre que llegue la noticia hasta allá :)
Y aún así con ciclovías y todo, aún me da miedin usar la bicicleta como medio de transporte... pero algún día me animaré.

Luisfer dijo...

sí en realidad muy bien felicidades a los activistas. De ser honestos -aunque me linchen- a mi no me gusta andar en bici, deja aparte la peligrosidad tapatía, pero como dicen en la notica, es nomás el pretexto y el camino a una sociedad más participativa.
Dicen que si usas casco y evitas las avenidas Guadalajara es transitable en bici ;-)

Anónimo dijo...

Felipe Madrigal es paramédico aéreo (atiende personas en viajes en avión o helicóptero.

Matthias Knecht / Journalist / Mexiko dijo...

Soy Matthias, el autor del artículo en alemán. La traducción me parece correcta. Gracias por el trabajo! Felipe es paramedico, en alemán suizo "Sanitäter". Las citas, original en español, traducidas al alemán suizo y después retraducidas al español cambiaron un poco en el estilo, pero con contenido correcto.

Luisfer dijo...

Gracias por sus comentarios. Matthias qué gusto que diste con el post. Se me hace bien chido que gente de acá (Suiza) se interese por lo de allá. No sé donde vivas ahorita pero si te late podríamos ir por unas chelas un día de estos.
Saludos

Max dijo...

Si te diste cuenta que el activista que nombran es el "Negro" Jesús Carlos Soto Morfín? Seguro sí, ya me senti pendejo por escribir este comment pero ya que.